Nuestras coronas son hechas en Mexico.  La mayoría tienen un baño en oro o plata.